Así es como te conviertes en un líder orientado a los datos.

Daniel Kolm08/11/2021

En muchas empresas predomina la euforia por la digitalización. En los diferentes departamentos, muchos empleados quieren combinar sus antiguas listas de Excel con las nuevas opciones de análisis de datos o quieren sustituirlas por modernos sistemas de BI. Los responsables de la digitalización ven a menudo cómo surgen soluciones de inteligencia empresarial aisladas. Aquí es donde se les presenta una inmensa oportunidad. Al combinar las soluciones y consolidar los datos de diferentes fuentes, pueden dar un gran paso hacia una solución integrada que pueda utilizarse en toda la empresa.

En otras palabras, lo que hay que establecer es un centro de datos que se utilice en toda la empresa. De este modo, se profesionalizan las actividades de digitalización de todo el equipo.

KPI estandarizados y uniformes

Hasta ahora, los distintos sistemas de BI de los diferentes departamentos de la organización y los análisis que proporcionan no pueden centralizarse y unificarse para ofrecer una visión global e integrada de la empresa. Los resultados de las evaluaciones están bien y son correctos para los departamentos de forma independiente y las aplicaciones específicas. Sin embargo, el reto es estandarizar estos sistemas y sus diferentes modelos de análisis y ratios. Al fin y al cabo, sigue existiendo el conocido problema de la diversidad de listas y evaluaciones de datos. Los ratios y los datos no son compatibles o incluso se contradicen en el peor de los casos. Las razones para ello son fáciles de explicar. Las categorías y estructuras se definen individualmente para cada sistema y no permiten el intercambio y la comparación de datos. Los datos relativos a los clientes, los productos, los materiales y los empleados se almacenan de forma redundante y aparecen varias veces en los sistemas y en diferentes categorías.

La visión esperada de la empresa

No hay duda: Si los niveles de existencias reales no coinciden con los datos del departamento de contabilidad, o bien hay demasiada mercancía en stock, o bien los sistemas informáticos no están debidamente ajustados. Un error agrava el otro, provocando costes que ni siquiera son visibles en los sistemas. Por lo tanto, la visión digital de la empresa, tal y como se muestra en los sistemas, es incorrecta. Para obtener una visión precisa de la situación real, los empleados revisan los datos y las listas a mano, sincronizando, corrigiendo, copiando y eliminando datos. Un sistema de BI estandarizado que se utilice en toda la empresa puede ayudarle a deshacerse de estos problemas con un clic del ratón. Quienes aborden este reto de forma rápida y pragmática desempeñarán un papel clave en la empresa en el futuro.

Centro de datos

En primer lugar, la empresa necesita una base de datos uniforme para todas las divisiones y departamentos. Para obtener una visión realista basada en los datos, los responsables deben establecer un punto central de información. Aquí es donde se transfieren todos los datos, se clasifican, se estructuran y se comprueba que no haya duplicidades ni redundancias. Todas las evaluaciones y análisis de los departamentos se realizan con estos datos totalmente validados. Este centro de datos es el resultado y el objetivo de los actuales esfuerzos de digitalización. Para muchas empresas, ha llegado el momento de tomar la iniciativa y dirigir las distintas actividades de digitalización en esta dirección.

Compartir Post

Escribir un comentario